Nueva política de equipaje de mano RYANAIR (Noviembre 2018)

 

La aerolínea de bajo coste Ryanair (que mayoritariamente opera en Europa) realizó cambios en su política de equipaje de mano que fueron aplicados a partir 1º de noviembre de 2018.

Antes de esa fecha Ryanair permitía a cada pasajero transportar una maleta de mano y una bolsa pequeña como equipaje de cabina. Para ello no era necesario facturar y tampoco importaba cual fuera el tipo de tarifa de tu billete de avión.

A partir de ahora éstas son las opciones que tenés al comprarle un billete a Ryanair:

 

Opción  1

Comprar un billete común con tarifa básica y viajar únicamente con una mochila o bolso de 40 x 20 x 25 cms. El equivalente aproximado es una mochila de unos 28 litros. Ese equipaje deberá entrar debajo del asiento delantero.

Opción 2

Al comprar tu billete de avión pagar 6 euros por “embarque prioritario”. Al hacerlo podrás subir al avión antes que los pasajeros con billete común y tendrás derecho a subir contigo dos bultos a bordo: 1 bulto de 40 x 20 x 25 cms debajo del asiento y 1 bulto de 55 x 40 x 20 cms en el compartimiento superior. Es importante que tengas en cuenta que solo podrás conseguir un billete con embarque prioritario si lo compras con suficiente antelación ya que la capacidad del avión únicamente puede permitir que 95 pasajeros por vuelo accedan a billetes de este tipo.

Y ahí entra la tercera opción para todos aquellos que se quedaron sin poder comprar embarque prioritario.

Opción 3

Añadir un equipaje facturado de máximo 10 kilogramos. Para ello deberás pagar algunos euros más de los que habrías pagado por el embarque prioritario. Ese bulto no subirá contigo al avión sino que irá en la bodega. Lo deberás entregar en el mostrador de Ryanair antes de hacer el control de seguridad. Al llegar a tu destino deberás recogerlo en la cinta transportadora de equipajes.

 

Con esta nueva política de Ryanair se hace evidente que lo más conveniente para gastar menos tiempo y dinero es comprar los billetes con suficiente anticipación y pagar el embarque prioritario. Así podrás entrar antes al avión con tus dos bultos y a tu llegada evitar la espera en las cintas de equipaje.