¿Cuándo viajar a Sevilla?

La capital andaluza tiene encanto en todo momento. Con una temperatura media de 10º en invierno y 40º de máxima en verano y un sinfín de fiestas y atracciones, Sevilla es un buen destino durante todo el año. Pero dependiendo de lo que busques en tu viaje será el período más recomendable para tu visita.

Invierno

El invierno en Sevilla empieza a fines de diciembre y termina a fines de marzo. Esta época llega acompañada de lluvias y humedad, con temperaturas que oscilan entre los 5 grados de mínima y los 15 grados de máxima. Si disfrutás de la tranquilidad es recomendable que viajes en este período del año por que no hay tanta cantidad de turistas. La Navidad es un buen momento para visitar la ciudad porque año a año la oferta de ocio crece por esos días.

Primavera

La primavera comienza a fines de marzo y termina a fines de junio. El clima durante esta temporada es cambiante, con días de sol radiante interrumpidos por lluvias ligeras y una temperatura de entre 8 y 24 grados.

Es una linda estación para visitar Sevilla porque florecen las plantas que adornan los parques, el tiempo es suave y hay varias fiestas características de la ciudad como la Feria de Abril y la Semana Santa.

Como inconveniente podríamos destacar que es la época que mucha gente suele elegir para visitar Sevilla, lo que hace que las colas para visitar sus atracciones sean más largas y los precios de algunos establecimientos más altos.

Aun así, sigue siendo una época altamente recomendable para visitar esta ciudad.

Verano

La temporada de verano en Sevilla inicia a fines de junio y termina a fines de septiembre. Durante esta estación no suelen haber lluvias y las temperaturas pueden alcanzar los 40º. La gran ventaja del verano son los días más largos, que permiten aprovechar el tiempo al máximo, y la luz, esa luz que en Sevilla es tan especial.

El mayor inconveniente del verano es el calor. Sevilla año tras año registra algunas de las temperaturas más altas de España. Pero al llegar la noche Sevilla despierta del ahogo que da el calor y las calles se pueblan de gente dispuesta a aprovechar el aire fresco.

Otoño

El otoño va desde fines de septiembre hasta fines de diciembre. Durante esta temporada las lluvias empiezan a ser frecuentes y las temperaturas promedio varían entre los 20 y los 25 grados. Junto a la primavera, el otoño es una de las mejores temporadas para visitar Sevilla no solo por su agradable clima, sino también por las festividades que ofrece. Sin embargo la estación de otoño pertenece a la temporada alta de España, y por tanto hay más cantidad de turistas y los precios se incrementan.