Encontrar alojamiento en Praga es relativamente sencillo y económico: la ciudad es tan turística que hay una amplia oferta de alojamiento para todos los bolsillos.
Para ayudarte en tu búsqueda, te voy a indicar cuáles son las mejores zonas para alojarse en Praga y las ventajas e inconvenientes de cada una de ellas.

Staré Mesto

La Ciudad Vieja, es el auténtico centro histórico de Praga. Es la zona más céntrica y donde se encuentran las principales atracciones turísticas.

Elegir alojamiento en este distrito significa quedarse a pocos minutos a pie de las principales atracciones turísticas y es ideal para aquellos que tienen poco tiempo para visitar la ciudad. Sin embargo en su contra se puede hablar de precios más elevados que en otras zonas, de más ruido por el flujo de turistas y la presencia de bares y restaurantes y de la posibilidad limitada de estacionar para los que lleguen en automóvil.

La zona está conectada por las líneas A, B y C del metro y por varias líneas de tranvía hacia todas las direcciones.

No dejes de leer el post o mirar el video sobre las opciones de transporte en la ciudad de Praga.

Josefov

El Barrio Judío está ubicado dentro de Staré Mesto aunque tiene una personalidad propia que lo distingue del resto del distrito.

Es un lugar muy tranquilo e igualmente bien situado que te permitirá ir caminando a casi cualquier lugar de interés.

Esta encantadora zona combina sinagogas y museos con boutiques de moda y restaurantes tradicionales y de comida kosher que compiten con restaurantes fusión.

Nové Mesto

La Ciudad Nueva se extiende alrededor de la plaza Wenceslao y es el centro de entretenimiento en Praga.

La animación praguense llena de vida sus calles y plazas. Clubes, discotecas y cafés literarios la convierten además en el centro neurálgico de la vida nocturna.

Igualmente es una zona tranquila y una opción céntrica y con buenos precios.

Malá Strana

Traducida literalmente como Lado Pequeño, esta zona está ubicada al otro lado del puente Carlos, a los pies de la colina donde se asienta el Castillo de Praga.

Es una zona tranquila, de las más exclusivas de la ciudad y un poco más cara que las anteriores. Muchos de los mejores restaurantes se encuentran aquí pero en cambio hay poca vida nocturna.

Es una zona ideal para dormir en Praga si buscas tranquilidad y estar cerca de sus atractivos turísticos.

No te pierdas otros contenidos de interés:

Deja un comentario